20 productos gastronómicos que solo podrá comprar en Francia

| |

Tiene pensado visitar París o hacer un tour por Francia en general?

Tanto si viaja solo a París como si visita otras regiones del país, seguramente llevará algunos recuerdos de su viaje. Francia es mundialmente conocido por su gastronomía y vinos excepcionales, por consiguiente tal vez haya pensado en comprar comida o bebida para usted o sus amigos. Tenga cuidado, ciertos productos, aunque son típicamente franceses, se conservan poco tiempo y corren el riesgo de deteriorarse durante su viaje de vuelta. Por lo tanto, los macarrones, el camembert y el foie gras degústelos en Francia y evite transportarlos en su maleta.

¿Está decepcionado porque no puede llevarse consigo las golosinas típicamente francesas? Aquí encontrará una lista de manjares, económicos y fáciles de encontrar, que podrá poner en su maleta con toda tranquilidad y sin encartarse.

 

1. Flor de sal de Camargue (o de Guérande)

sel de guérande

Utilizada por los chefs franceses más reconocidos, es un condimento que no puede faltar en la cocina. Se espolvorea con parsimonia en los platos salados o con chocolate para realzar los sabores.

 

 

2. Un tarro de mostaza de Dijon

moutarde de dijon
Crédito : Arnaud 25, Wikimedia Commons, bajo Creative Commons 3.0

Una vez más, se trata de un condimento que forma parte de los “clásicos” de la cocina francesa. Por ejemplo, se utiliza para condimentar la ensalada o cocinar el conejo. Al momento de comprarla, podrá elegir entre una gran variedad de sabores sorprendentes (champana, grosella negra, frambuesa, nuez, entre otros) y diversos grados de intensidad para acompañar sus carnes.

 

 

3. Caramelo de mantequilla salada en forma de dulce o pasta para untar

Crédito: Fortetclair 75, Wikimedia Commons, bajo Creative Commons 4.0

No dude en empacar en su maleta este clásico de la cocina bretona que le dará un toque especial a sus pasteles, crepes y helados de vainilla.

 

 

4. Un paquete de crepes saladas bretonas o de galletas bretonas

galette bretonne
Créditos: Frédérique Voisin-Demery, flickr, bajo Creative Commons 2.0

Seguimos en la costa atlántica para recomendarle estas galletas secas, finas o gruesas. Basta con abrirlas para sentir el olor de mantequilla bretona de excelente calidad y solo con probar una ya no puede parar. Son el equivalente francés de las galletas digestivas inglesas, se pueden utilizar para hacer el arenado de un crumble o la base de un cheesecake.

 

 

5. Un trozo de Nougat de Montélimar

nougat

Se trata de una especialidad provenzal creada en la Edad Media, inspirada en los turrones que existían en Oriente y en los países mediterráneos. El Nougat se obtiene gracias a una mezcla de claras de huevo, almendras, miel y azúcar. Puede encontrar al corte en tiendas artesanales por toda Francia o en trozos en los supermercados.

 

 

6. Bolsitas (individuales para evitar que se endurezcan) de magdalenas de Commercy

madeleine
Crédito: Yomi yomi, Wikimedia Commons, bajo Creative Commons 2.0

Esta variedad en forma de concha es más sabrosa que sus “primas” las magdalenas largas. La magdalena de Commercy, proveniente de una ciudad al este de Francia, se prepara con un toque sutil de limón para destacar su delicadeza. Su textura esponjosa y sabor inigualable seguramente sabrán calmar sus antojos.

 

7. Una bolsita de galletas de Reims

Crédito : Cherry, Wikimedia Commons, bajo Creative Commons 3.0

Tal y como lo indica su nombre, esta golosina se inventó en Reims. Unos panaderos que querían aprovechar el calor del horno del pan para hacer galletas crearon esta delicia. Para esconder los granos negros de vainilla decidieron teñirla con colorante rojo. Desde 1960, estas galletas han conquistado Francia y se degustan con una copa de champaña. Sin embargo, también pueden reemplazar el bizcocho en un tiramisu.

 

 

8. Una cajita de gofres rellenos del norte de Francia

gaufre du nord
Crédito : Jiel Beaumadier, Wikimedia Commons, bajo Creative Commons 4.0

Si no ha tenido la oportunidad de entrar a una tienda de Meert para degustar el famoso gofre relleno de vainilla, puede comprar algunos (de otros fabricantes) en los hipermercados. Son esponjosos e ideales para culminar una cena como se debe.

 

 

9. Algunas infusiones de Les 2 Marmottes

infusion citron

Aquí estamos hablando de una marca específica, se trata de Les 2 marmottes, una empresa originaria de Alta Saboya que fabrica infusiones y mezclas de té absolutamente espectaculares. Usted disfrutará de una infusión hecha con ingredientes naturales, de alta calidad y lo más importante, con mucho  amor.

 

10. Un tarro de tapenade

Crédito: Marco Verch, flickr, bajo Creative Commons 2.0

En el sudeste de Francia se degusta como aperitivo sobre pequeñas tostadas. Así como con el pesto, apreciamos el toque de sabor que le da a los platos cocinados y lo bien que se combina con las verduras y el jamón crudo.

 

 

11. Confitado de flores de violeta

Confiture de violette
Crédito : Anna & Michal, flickr, bajo Creative Commons 2.0

La violeta es una flor característica del sudoeste, que se utiliza para la elaboración de diversos productos típicos. El confitado de flores de violeta se caracteriza por su fuerte aroma y es uno de los más populares de la región. Se utiliza para acompañar diversos platos, en particular el foie gras. En la región de Toulouse también es común degustarlo sobre tostadas, crepes e incluso tartas de fruta.

 

 

12. Pimiento de espelette

Piment d’Espelette

Este producto tradicional del País Vasco francés es uno de los condimentos más conocidos en Francia. Dado que ofrece un balance perfecto entre una especia aromática que no pica y una amplia variedad de sabores frutales, se ha convertido en uno de los condimentos más versátiles y utilizados en la alta cocina francesa.

 

 

13. Moscatel de Frontignan

Crédito : David Sessoms, flickr, bajo Creative Commons 2.0

Este vino dulce por naturaleza es originario de la región de Occitania, en el suroeste del país. Este producto es el resultado de una tradición que data de la Edad Media y que ha continuado desarrollándose con el paso de los siglos.Hoy en dia, a este vino típico francés se le conoce por su calidad y buen sabor.

 

 

14. Trufa del Périgord

Truffe du Périgord
Crédito: Kimon Berlin, flickr bajo Creative Commons 2.0

Tal como lo indica su nombre, este producto gastronómico es originario de la región del Périgord, situada en Nueva Aquitania. Se trata de una especie de hongo negro comestible que puede acompañar una gran variedad de platos, como pizzas, risottos e incluso carnes. Se aconseja degustarla con parsimonia, pues su precio es bastante elevado.

 

 

15. Bêtises de Cambrai

bêtises de cambrai
Crédito: Bernard Leprêtre, Wikimedia Commons, bajo Creative Commons 2.5

Este dulce, originario de Cambrai en la región de Haut-de-France, es el resultado de un error. De hecho, se cuenta que un aprendiz de confitero dejó caer un poco de menta en la pasta destinada a la fabricación de berlingots y para ocultar su error, estiro la masa hasta que esa blanqueara. A los clientes les encantó esta nueva receta y fue así como nacieron las “betises de Cambrai”. Se trata de un pequeño dulce de forma rectangular, con sabor a menta y rayas de azúcar caramelizado.

 

 

16. Saucisses Alsaciennes

Si existe una región famosa por sus salchichas, es Alsacia. En este lugar se encuentran para todos los gustos e incluso los más exigentes encontrarán algo que llene sus expectativas. Nosotros le aconsejamos particularmente la salchicha esparcible o Mettwurscht. Se trata de una pequeña salchicha cruda un poco grasa, que servida sobre unas tostadas o un buen pan campesino,  es ideal para acompañar un aperitivo entre amigos.

 

 

17. Sardinas bretonas en lata

Crédito : Marco Verch, flickr, bajo Creative Commons 2.0

Las sardinas son un producto tradicionalmente francés. Las de las costas bretonas son particularmente famosas, pero cabe resaltar que también hay algunos productores en las costas del mediterráneo. Se pueden adquirir en diversas conserveras, como La Belle Iloise, una de las más conocidas en el país.

 

 

18. Foie gras du Sud-ouest

Foie gras
Crédito : Nikodem Nijaki, Wikimedia Commons, bajo Creative Commons 3.0

Sin lugar a dudas, se trata de uno de los productos gastronómicos de más renombre en toda Francia. Esta especialidad del sudoeste, de orígenes remotos, no deja a nadie indiferente. Se puede consumir crudo, medio cocido o totalmente cocido y es posible servirlo solo o como acompañamiento de otros platos, tales como ciertas carnes y ensaladas.

 

 

19. Pan de especias

Pain d'épices
Crédito : Gourmand, Wikimedia Commons, bajo Creative Commons 3.0

Una vez más se trata de una especialidad alsaciana, muy popular durante la época de fiestas. Hablamos del famoso pan de especias, un tipo de pastel de miel aderezado con diversas especias, las cuales pueden variar en función del productor. Su origen se remonta a la época greco-romana y actualmente se consume en todo el país.

 

 

20. Kouign Amann

Kouignamann
Crédito : Haltopub, Wikimedia Commons, uso libre

Esta especialidad bretona, originaria de Douarnenez, es una torta elaborada a partir de masa para pan, mantequilla y azúcar. Se trata de una preparación delicada, que se degusta tibia y se conserva poco tiempo después de su elaboración. El verdadero Kouign Amann siempre es de gran tamaño, pues las versiones más pequeñas no alcanzan el nivel de cocción necesario.

 

La mayoría de estos productos se encuentran en los supermercados. Sin embargo, si desea aprovechar su día de compras para visitar lugares icónicos de la capital, le recomendamos comprarlo en la Grande Epicerie de Paris en Le Bon Marché (enlace en francés) o en la tienda Lafayette Gourmet del bulevar Haussmann. Seguro que allí encontrará otros productos que lo sorprenderán por su originalidad y excelente calidad.

Previous

Las Grandes Tiendas de París: 4 grandes referentes