Consejos para una primera visita en París

Si nunca han estado en París, hay algunas cosas que tienen que saber. No es nada restrictivo, pero son cosas útiles para pasar una estadía agradable y memorable. He aquí algunos consejos para su primera estadía en París.

 

ALGUNAS BASES

– Piensen en respetar las reglas básicas de educación y a respetar los monumentos históricos, es decir: no usar flash cuando tomen fotos, como lo piden varios museos, y tampoco escribir sobre los monumentos. Aunque quieran dejar su huella, estarían degradando la ciudad. Entonces, piensen mejor en tomarse una selfie en vez de escribir sus iniciales por todos lados. Igualmente, eviten tocar los objetos en los museos, pues si hay un cordón de seguridad no es por nada.

– Los parisinos son intransigentes en cuanto a las reglas de cortesía, así que aprendan bien estas palabras: “Bonjour” (buenos días), “S’il vous plait” (por favor) y “merci” (gracias). No están obligados en sonreír pero si lo hacen, la gente será más agradable con ustedes.

– Si toman las escaleras mecánicas, recuérdense que si no quieren subir los escalones entonces es mejor que se queden en su derecha mientras que la gente afanada pueda subir por la izquierda. Si están en un metro o en un tren repleto, eviten sentarse en el asiento plegable, pues esto permite liberar un poco de espacio.

– Los franceses no hablan muy bien inglés o español, pero a menudo lo comprenden escrito, así que no duden en escribir lo que buscan para estar seguros de hacerse comprender. Igualmente, los franceses tienen un acento bastante difícil de comprender, así que no se avergüencen de pedirles que les den las informaciones al escrito.

– No le compren nada a los vendedores ambulantes en París: están por todos lados, cerca del río, cerca de las estaciones de tren o en sitios turísticos, pero lo que venden son a menudo objetos falsificados, robados o de muy mala calidad. Encontrarán mejores recuerdos en almacenes.

 

 

EL TRANSPORTE PUBLICO

trenvia tren paris

– Siempre lleven consigo un plan del metro de París, será su mejor amigo. Entre todos los transportes disponibles en la ciudad, el metro es el más fácil y el más práctico, aunque el RER tampoco es tan mal. Los taxis suelen ser caros y los buses no son fáciles de identificar, además, pueden quedarse bloqueados en el tráfico. También pueden pasearse por la ciudad a pie, al borde del río o simplemente por las calles, ya que es muy agradable. Si desean alguna información suplementaria sobre los transportes públicos en París, pueden consultar el sitio de la RATP (en francés).

– En el metro o en el RER, pónganse de lado antes de subir al tren para que los pasajeros que quieran bajarse puedan hacerlo. Igualmente, si aún no desean bajar del tren, quédense en un lugar donde no obstaculicen para los pasajeros que salgan.

– Para desplazarse en los transportes públicos en París, tendrán que usar un “Ticket t+” que les permite tomar todas las líneas de metro, pero también todas las líneas de RER dentro de París (zona 1), los buses, el tranvía y el funicular de Montmartre. El ticket cuesta 1,90€ y pueden usarlo haciendo las conexiones (todo tipo de transportes incluidos) que quieran durante 1h30 (entre el primer y el último uso). Todas las estaciones venden este ticket, sea en un cajero automático o en taquilla.

– Si piensan usar mucho los transportes en común, quizás sería mejor usar el “Paris Visite Pass” que les permite desplazarse en París y sus alrededores durante el número de días que les convenga. Hemos hecho un tablero con los diferente precios:

 

zonas 1-3 zonas 1-5
1 día 13.20€ 27.80€
2 días 21.50€ 42.20€
3 días 29.40€ 59.20€
5 días 42.20€ 72.40€

Los precios corresponden a los precios para un adulto, válido en la fecha de redacción del artículo en julio de 2017.

– Eviten alquilar un coche para desplazarse en París ya que es difícil encontrar un puesto donde aparcarlo, ya sea en las calles o en parqueaderos subterráneos. Además, corren el riesgo de que conductores poco escrupulosos le dañen el coche. Sin hablar del tráfico y de los atascos clásicos de una ciudad grande.

– Si tienen la ocasión, les recomendamos caminar en París. Podrán admirar las calles históricas, los monumentos y los museos tranquilamente y sin el estrés de los atascos. También es la ocasión perfecta para descubrir lugares poco turísticos. ¡Así que no olviden sus zapatos más confortables! En esta página, les proponemos varias ideas de paseos en los diferentes barrios de París.

– Pongan extremo cuidado antes de cruzar las calles: los coche no se pararán para dejarlos cruzar. Es mejor buscar un pasaje peatonal ya que a menudo tienen semáforos. Los conductores en París están habitualmente apresurados y no miran si hay peatones que quieran cruzar la calle.

– Cuidado con los carteristas, son numerosos en el metro y en el RER, pero también en las calles. Algunos consejos: eviten poner sus objetos de valor (celular, cartera, documentos de identidad…) en sus bolsillos, mucho menos en los bolsillos traseros, son lugares muy vulnerables. Privilegien los bolsos y mochilas con cierre, si tiene mochilas, les recomendamos transportarla sobre su vientre o a la mano, en particular cuando estén en los transportes. Sobre todo, abran bien sus ojos.

– Aunque les hagan señas, los taxis no siempre se paran. Les recomendamos tener un plan de París en el cual todas las estaciones de taxi estén indicadas. A veces, estas estaciones están vacías pero generalmente, los taxis se liberan rápidamente.

 

 

EN EL AEROPUERTO

atardecer aeropuerto

– No subestimen el tiempo necesario para llegar al aeropuerto. Entre las demoras del tráfico, las huelgas, los controles de seguridad y el gentío, tomarán mucho más tiempo de lo previsto antes de subir a su avión.

– La aduana en Francia es muy dura: es inútil entrar en el país con objetos falsificados o con una gran cantidad de alcohol o de cigarrillos. Hemos hecho dos tablas recapitulativos de las cantidades autorizadas según su proveniencia.

Alcohol País fuera de Europa País europeo
Cerveza 16 L 110 L
Vino (no espumoso) 4 L 90 L (de los cuales 60L para vinos espumosos)
Alcohol espirituoso (whisky, gin, vodka…) X* 10 L
Alcohol medio (Porto, Madeira, Vermouths…) X 20 L

* Además de cervezas y vinos no espumosos, tienen igualmente el derecho de traer, a elección: 1 L de bebida con más de 22° de alcohol O 2 L de bebida con menos de 22° O 1 L de bebida con más de 80° de alcohol etílico no desnaturalizado .

 

Cigarrillos País fuera de Europa* País europeo**
Cigarrillos clásicos 200 unidades (equivale a un cartón) 800 unidades (equivale a 4 cartones)
Cigarros 100 unidades 400 unidades
Puros 50 unidades 200 unidades
Tabaco 250 g 1 kg

* Cuidado: estas cantidades no son acumulables, es decir, no más pueden traer 200 cigarrillos O 100 cigarros O 50 puros O 250 g de tabaco. Sin embargo, si no traen la totalidad de la cantidad permitida para un producto, tiene la opcion de dividirla para otro producto. Por ejemplo: si no más llevan 100 cigarrillos, los que equivale al 50% de la cantidad permitida, pueden usar el 50% restante para 25 cigarros.

** Estas cantidades sí pueden acumularse, es decir, pueden traer 800 cigarrillos y 200 cigarros.

 

 

ORGANIZACIÓN

agenda

– Para evitar las largas colas de espera en los monumentos que desean visitar, les aconsejamos comprar las entradas de antemano en internet. A veces, esto les permite igualmente ahorrar dinero. Si no quieren o no tienen la posibilidad de comprar en internet, piensen en ir temprano para no demorarse mucho en la cola.

– Si visitan monumentos, museos u otros lugares turísticos, les aconsejamos evitar comprar comida y recuerdos allí. De hecho, la comida es a menudo cara y de mala calidad, igualmente para los recuerdos. Es mejor aprovechar un paseo por la ciudad para encontrar restaurantes típicamente parisinos y tiendas de recuerdos, pero, ¡ojo con las falsificaciones!

– También les aconsejamos visitar los blogs de viaje para encontrar inspiraciones para su viaje en París. Encontrarán lugares desconocidos para los turistas. Es ameno tener un guía, pero todos los turistas tienen uno y arriesgan con terminar en lugares ya llenos de turistas.

– No olviden traer adaptadores puesto que muy pocos hoteles les proporcionan uno.

 

 

COMIDA

comida hamburguesa papas fritas

– Busquen por sí mismos en internet los mejores restaurantes de la ciudad, desde la perspectiva de un parisino. Así, descubrirán la verdadera gastronomía francesa y no solo los restaurantes apreciados por los turistas.

– La gastronomía francesa es cara y los restaurantes en París suelen tener un precio desorbitado, pero pueden encontrar muy buenos restaurantes adaptados a su presupuesto. Solo recuerden que cuesta de media 20€ por persona para una comida casera, típicamente francesa y de calidad en París.

– El agua del grifo es potable, limpia y de calidad: pueden beberla sin ningún problema, y de paso, ahorrarán. En los restaurantes, pueden pedir una jarra de agua, es gratis y sin límites. El agua de manantial es bastante cara.

– La propina es apreciada pero no obligatoria. Si en ciertos países, los camareros son pagos no más con las propinas, no es el caso en Francia. Asimismo, no es obligatorio dejar una propina muy grande (usualmente la gente deja 2€).

Si desean descubrir restaurantes originales, típicamente franceses, vegetarianos, veganos, sin gluten etc… Nuestra sección “Gastronomía” les será de gran ayuda.

 

 

EDUCACIÓN

– La mayoría de los restaurantes de gama alta y de las discotecas aceptan personas bien vestidas. Igualmente, en las iglesias, arriesgan de recibir miradas raras si no se cubren un mínimo. A parte estas situaciones, pueden vestirse como quieran.

– No se sientan ofendidos si la gente se niega a ayudarlos, pues no hay que olvidar que los parisinos están a menudo afanados y le otorgan poco tiempo a turistas o a otros parisinos. Sin embargo, si necesitan información, pueden dirigirse a vendedores o incluso a vigilantes.

– Los burqas son ilegales en Francia. Para los hombres, caminar sin camisa es legal pero está mal visto. Obviamente, todo acto sexual en público está prohibido. Sin embargo, pueden besarse y tomarse de la mano sin ningún problema.

– En París, la gente se saluda con un beso en cada mejilla. Si no están cómodos con eso, tiendan la mano antes de que la persona se acerque demasiado, o disculpense para hacerle comprender que prefieren que le de la mano.

– Cuando entren en un almacén, es usual saludar al vendedor más cerca, lo que permite comunicarse más fácilmente después y a menudo los vendedores serán más simpáticos. Cuando salgan, con o sin compras, es usual decir “merci, au revoir” (gracias, chao) a lo que el vendedor responderá lo mismo.

– No tiren las colillas al suelo, pues es por eso que hay basuras por todos lados en París. Además, se arriesgan a una multa de 68€. Igualmente, en los transportes públicos, no tiren los empaques vacíos al suelo, y, de manera general, no les recomendamos comer dentro de los transportes ya que está mal visto.

Si te gusta compártelo
  •  
  •  
  •