Hospedarse en París: ¿En cuál barrio reservar mi hotel?

París, sus luces, sus grandes restaurantes y sus magníficos monumentos… Si aún no conocen los secretos de la ciudad pero piensan visitarla, hicimos una recapitulación de los diferentes barrios y sus características para ayudarles a escoger el barrio que más les conviene.

paris torre eiffel sena

Sumario:
El Barrio Latino: el encanto histórico del barrio estudiantil
Saint Germain-des-Prés: el pueblo elegante y poético
La Motte Picquet Grenelle / Passy: el barrio residencial de alta gama
Opéra / Grands Boulevards / Bourse: el barrio de los negocios y de los restaurantes
Bastille: Mojitos y cultura pop
Montmartre / Pigalle: tranquilidad vs tempestad
Ménilmontant / Belleville: el hogar hipster
Montparnasse: un barrio que le gusta a nuestras papilas
Les Halles / Le Marais : un barrio a la moda
La Butte-aux-Cailles: una paréntesis campestre

 

El Barrio Latino: el encanto histórico del barrio estudiantil

barrio latino panteon
Crédito : ©Ba’Gamnan

En la orilla izquierda, frente a Notre Dame, está el Barrio Latino, que resplandece por su belleza, su historia y su cultura. Es un barrio estudiantil en el cual se vive bien y en el cual el estrés parisino no tiene cabida, puesto que las calles y los numerosos monumentos inspiran calma y tranquilidad. La evidencia de una riqueza pasada está presente al aire libre, como las arenas de Lutecia o las antiguas murallas de Lutecia aún visibles en la rue Lacépède. La Sorbonne, universidad emblemática de Francia creada en la Edad Media, y las grandes escuelas de comercio, reciben estudiantes del mundo entero y profesores que participan al ambiente cálido del barrio. Las bibliotecas, los pequeños comercios y los restaurantes son numerosos y bastante baratos: podrán comer y salir sin arruinarse. La rue Mouffetard, linda calle pavimentada que conecta los Gobelins al Panteón, acoge un simpático mercado en el cual es agradable pasear los domingos antes de visitar Notre-Dame, el Jardín del Luxemburgo, el Jardín des Plantes o el Instituto del mundo árabe. Si buscan más entusiasmo, les recomendamos ir por el Boulevard Saint Michel: se pueden comprar antigüedades como libros, películas y diferentes discos vinilos. ¿Les gusta el cine? ¡Perfecto! el Barrio Latino posee una multitud de salas de cine independientes que presentan retrospectivas. ¡Ideal en tiempo de lluvia!

Para concluir, el Barrio Latino es el apeadero ideal en París, sea para una familia, un grupo de amigos o en pareja, todos saldrán ganando y disfrutarán de un panorama magnífico diariamente.

Puntos positivos:
Un marco mágico, con monumentos en todos lados, un ambiente ameno y cálido a la vez tranquilo y festivo. Es el barrio ideal para una estadía en París. Hay numerosos hoteles y los restaurantes y bares tienen precios asequibles.

Puntos negativos:
Hay pocos puntos negativos a parte del gran número de turistas en verano y la agitación bastante ruidosa del Boulevard Saint Michel y de la Place Saint Michel.

Ver nuestros 115 hoteles del Barrio Latino

Ver nuestra selección de los 15 mejores hoteles del Barrio Latino (en Francés)

 

 

Saint Germain-des-Prés: el pueblo elegante y poético

saint germain des pres café esquina
Crédito : ©Henrik Berger Jørgensen

Al lado del Barrio Latino, Saint Germain-des-Prés es un barrio elegante que estremece, en el cual es agradable salir a probar sabrosos cócteles en lugares magníficos. Aquí, los clubs de jazz son una institución y una vieja tradición del cual sería una pena no aprovechar para pasar una velada encantadora, aún más si estamos en buena compañía. Universo de celebridades y de personalidades del show business, el barrio es también el de la poesía y de la literatura cuya reputación fue creada gracias a grandes escritores con la gran ayuda de absinto en el siglo pasado. Les recomendamos comer en el famoso bar restaurante Les Deux Magots (sitio en francés) o al Café de Flore, en los cuales los camareros los servirán, con toda su habilidad, siguiendo la tradición de estas dos casas. Con respecto a ir a las tiendas tiendas y a los almacenes de ropa, no hay sitio mejor que este barrio. Junto al barrio del Marais, aquí late el corazón de la moda en París, con ropas de tiendas de segunda mano al lado de grandes marcas. No hay que temerle al gentío, aquí los callejones siempre están repletos, y por las tardes, se pueden oír el brindis de las copas de champagne y las risas en los pequeños cafés elegantes con un ambiente discreto y sereno. En este barrio, la Ciudad de la Luz hace honor su nombre, puesto que cuando cae la noche, todas las luces se alumbran. Aquí, la gente celebra la vida con refinamiento y buen gusto en este pueblito típicamente parisino.

Puntos positivos:
Un ambiente elegante y moderno, almacenes de ropa a la moda y lugares llenos de historia y de cultura. Uno se siente como en un pueblo, a la vez lindo y encantador pero también atrevido y electrizante por la noche.

Puntos negativos:
Los bienes inmobiliarios, como los restaurantes, bares y comercios, son caros. Además, algunos podrían pensar que la población local es arrogante y sentirse asfixiado por la constante actividad del barrio.

Ver nuestros 115 hoteles en Saint Germain des Prés

Leer nuestro artículo sobre los mejores hoteles en Saint Germain des Prés (en Francés)

 

 

La Motte Picquet Grenelle / Passy: el barrio residencial de alta gama

metro aereo paris
Crédito : ©Phil Beard

¿Qué sería de París sin la Torre Eiffel? Si ustedes asocian inevitablemente París con ese monumento, les recomendamos encontrar un alojamiento que les permita verlo todos los días. Por ejemplo, el barrio de la Motte Picquet ofrece una ubicación ideal: cerca de la Torre Eiffel, es un barrio a la vez comerciante (hay un mercado y varios almacenes alimenticios en la rue du Commerce) y residencial. Los barrios directamente en contacto con la Torre Eiffel son caros y bastante vacíos, mientras que la Motte Picquet Grenelle es asequible y el barrio tiene comercios de proximidad, un ambiente de barrio y un entorno social agradable. La línea 6 del metro atraviesa la zona entre la Motte Picquet, Cambronne, Dupleix y Bir-Hakeim, es una línea aérea que ofrece un panorama excepcional sobre París y la Torre Eiffel. Uno nunca se harta de admirar esta vista volviendo al hotel…

Después de atravesar el río, esta línea de metro da al barrio de Passy. Es un lugar muy elegante que ofrece una vista fantástica sobre la Torre Eiffel. ¿Buscan el lujo y la tranquilidad? Este barrio es perfecto, podría ser caracterizado como una tarjeta azul en el juego Monopoly… Lejos de la agitación del centro urbano y de los bocinos, uno podría sentirse como en un pueblo campestre burgués. Además, la arquitectura de piedra tallada es magistral y llamativa.

Puntos positivos:
El barrio de la Motte Picquet es un barrio comercial y residencial, cerca de la Torre Eiffel, es el apeadero no tan caro ideal para alojarse cerca de la Torre Eiffel. El barrio de Passy es más tranquilo y elegante, pero la vista sobre la Torre Eiffel es parecida a una tarjeta postal.

Puntos negativos:
El barrio de la Motte Picquet no es tan encantador. Tiene algunas ventajas pero no tiene el estilo de la Butte Montmartre, el cual tiene a menudo precios caros.

Passy es más tranquilo, quizás demasiado tranquilo, por seguro no es en este barrio donde encontrarán una tienda de comestibles abierta por la noche. Del mismo modo, no hay casi mixidad cultural, y el coste de los alojamientos es prohibitivo.

Ver nuestros 52 hoteles de la Motte Picquet Grenelle / Passy

 

 

Opéra / Grands Boulevards / Bourse: el barrio de los negocios y de los restaurantes

palais brogniart bourse
Crédito : ©victortsu

Es un barrio elegante, en el cual la arquitectura al estilo Haussmann y los edificios en piedra tallada con decoraciones predominan en los grandes bulevares. Vale la pena alzar la cabeza para observar estos edificios: por seguro estarán sorprendidos por la fineza y la riqueza de las esculturas y volutas. Es un barrio de negocios en el cual la gente trabaja y hace almuerzos de negocio a mediodía. Los restaurantes elegantes abundan, y los deleitarán si pagan el precio correspondiente. Para quienes tienen un menor presupuesto y les gusta la comida exótica, el barrio de la Opéra también es el barrio japonés: hay decenas de restaurantes de sushi y de ramen en la rue Sainte Anne. Por ejemplo, el restaurante Higuma (sitio en francés) es una verdadera delicia, con un precio atractivo en este barrio. ¡No se pierdan la ocasión de comer en el Camion qui fume (sitio en francés)! Ubicado cerca de la iglesia de la Madeleine, la burguer de este restaurante fue elegido varias veces como la mejor de París. Este barrio tiene tiendas lujosas pero también tiendas de comestibles refinadas.

Es muy agradable pasearse por las galerías cubiertas en las cuales el aire es más fresco, sobretodo en verano. Ahí venden obras de arte, viejos libros y todo tipo de curiosidades. En la vuelta de una de ellas, se encuentra el Musée Grévin (sitio en francés), en donde las celebridades antiguas y actuales parecen tomar vida en su piel de cera, rodeado por decoraciones espectaculares. Los numerosos bares presentes en los Grands Boulevards proponen ventajosos afterwork, durante el cual oficinistas hacen networking saboreando una copa. Si quieren salir de fiesta, el barrio de la Bourse abunda de discotecas y clubs privados en los cuales no todos pueden entrar.

Puntos positivos:
El barrio de los Grands Boulevards, Bourse y Opéra tiene un ambiente muy agitado y corporativo, ideal para vivir la gran vida parisina. Si no les importa gastar, estamos seguros que la pasarán bien.

Puntos negativos:
El coste de la vida es caro, a no ser que encuentren buenos restaurantes de comida rápida o restaurante asiáticos, por ejemplo. La calles siempre están repletas de día, lo que puede resultar cansativo.

Ver nuestros 217 hoteles del barrio Opéra / Grands Boulevards / Bourse

 

 

Bastille: Mojitos y cultura pop

bastille blanco y negro
Crédito : ©Amélien Bayle

Barrio popular, simpático y sin problemas, la vida es simple en la Bastille.

La rue de la Lappe es un templo al aperitivo, los bares pegados los unos a los otros proponen fórmulas ventajosas y happy hours, lo que les permitirá hacer economías. ¿Qué ambiente están buscando? ¿Más bien latino? El Havanita Café los recibe en un ambiente cubano, cálido y relajado, en el cual los aficionados de ron añejo podrán disfrutar su copa y fumar cigarro en el ahumador. ¿Más bien rock’n’roll? Les recomendamos ir al bar Les Furieux, en el cual la música rock de los 90 suena a todo volumen. Y si por acaso quieren bailar con el sonido de música en vivo, la Mécanique Ondulatoire los recibirá en un decorado vintage y simpático.

Pero Bastille, no es solo la fiesta, ¡es también la cultura! Hay numerosos almacenes de cómics y de libros de arte, la rue Keller reúne numerosos almacenes de discos vinilos y almacenes vinculados a la cultura japonesa y a la cultura alternativa. El Opéra Bastille, ubicado en la plaza homónima, propone obras fabulosas. La rue Saint Antoine es muy comercial y tiene varios almacenes de prêt-à-porter. El mercado de Aligre es cosmopolita: los colores de los productos expuestos nos hace la boca agua y los precios son asequibles: sería una pena privarse. Para un paseo bucólico, la Coulée Verte empieza en Bastille y crea un camino aéreo con gran verdura hasta la Porte Dorée. ¡A los aficionados del jogging y street workout les encantará!

Puntos positivos:
Nos gusta este barrio por su simplicidad, sus numerosos bares y su ambiente relajado, que contrasta con Saint Germain-des-Prés por ejemplo. La cultura popular ocupa un puesto de honor, y es agradable pasearse en este barrio los fines de semana para relajarse y tomar una copa, descubrir libros o asistir a un pequeño concierto.

Puntos negativos:
Hay mucha gente los fines de semana y por las noches en Bastille, y uno puede tener problemas con personas un poco entonadas saliendo de restaurantes o bares. Es un barrio que aconsejamos más a un grupo de amigos que a una familia numerosa.

Ver nuestros 90 hoteles de Bastille

 

 

Montmartre / Pigalle: tranquilidad vs tempestad

montmartre pueblo
©Fabrizio Scami

Bienvenidos al París de las postales, el lado de París más mostrado en las películas extranjeras y que los turistas anhelan visitar : el barrio de la Butte (loma) Montmartre. En este barrio, es agradable pasearse por los callejones encantadores rodeados por casitas con jardines. Los numerosos pequeños cafés parisinos tienen un encanto auténtico y una decoración pintoresca, los parques y espacios verdes permiten hacer respirar esta jungla urbana con aires de campo. Es agradable vivir en este pueblo parisino un poco apartado del resto de la ciudad. Los pintores de la Place du Tertre pintan el retrato de los turistas que se pasean por las calles pavimentadas, en el barrio en donde artistas como Picasso, Cézanne, Van Gogh, Renoir, entre otros, han vivido.

Es recomendable tener buenas piernas para vivir en el barrio. La ascensión forma parte del día a día de los habitantes de Montmartre, sobre todo si tienen que subir toda la loma para alcanzar su apartamento o su hotel. Sin embargo, esto vale la pena, puesto que en Montmartre hay un ambiente simple, campestre y el aire parece ser más puro que en el centro de la ciudad. Además, si realmente no quieren hacer deporte, pueden usar el funicular para subir la loma mientras disfrutan de las vistas. En verano, aprovechen del atardecer desde el parque en frente del Sacré Coeur, la vista es majestuosa y el ambiente ameno y festivo.

Como quizás lo sospechan, los bienes inmobiliarios son caros, pero los hoteles son encantadores y la mayoría están bien situados. Para más amplia información, les recomendamos leer nuestro artículo sobre los mejores hoteles de Montmartre (en Francés).

Cuando uno baja la loma, el ambiente cambia radicalmente. De repente, la tranquilidad y la serenidad burguesa de Montmartre se aparta para abrir paso a la agitación y el tumulto de Pigalle. Este barrio es una fiesta continua, sobretodo gracias al famoso cabaret Molino Rojo (sitio en francés). Aquí, los bares y las discotecas más atrevidas y los almacenes indecentes abundan, los turistas del mundo entero vienen para vivir una noche loca al estilo francés. Hay varias salas de espectáculos legendarios como La Cigale (sitio en francés), el Elysée Montmartre (sitio en francés) o el Trianon (sitio en francés). El barrio tiene un número impactante de almacenes de venta de todo tipo de instrumentos, lo que agradará los artistas. Es un barrio intenso, electrizante y atrevido, por veces peligroso. A veces lo detestamos, pero la mayoría de los casos lo amamos, como en una historia de amor…

Puntos positivos:
Montmartre es típicamente una tarjeta postal. Sus callejones, escaleras y faroles encantadores les darán ganas de tomar fotos. En Pigalle, el ambiente es increíble, hay un ambiente de fiesta y de prohibido adictivo. Se hablan todos los idiomas, es un barrio multicultural que pudo conservar su propia identidad histórica.

Puntos negativos:
Hay que tener buenas piernas para subir la loma. Este barrio quizás es el más bonito de París, pero es difícil de acceso para personas con movilidad reducida. Hay demasiados turistas en Pigalle y demasiadas tiendas souvenirs, lo que da la sensación de estar en Disneylandia. Hay que apreciar los baños de multitudes y prestar atención cuando uno entra por la noche, puesto que este barrio atrae energúmenos poco recomendables…

Leer nuestro artículo sobre los mejores hoteles en Montmartre (en Francés)

Ver nuestros 103 hoteles en Montmartre

Ver nuestros 170 hoteles en Pigalle

 

 

Ménilmontant / Belleville: el hogar hipster

calle paris belleville menilmontant
©Jeanne Menjoulet

Amigos hipsters con barba y tirantes, ¡éste es vuestro barrio favorito! Belleville es un barrio en pleno crecimiento, en el cual el alquiler es más barato que en otros barrios parisinos y por lo tanto atrae los jóvenes, los creadores y los artistas. Es un barrio con aires asiáticos, la comida es deliciosa y barata. Los restaurantes “comedores” vietnamitas, chinos y tailandeses están esparcidos por la rue de Belleville, y el mercado popular del boulevard de la Villette es perfecto para comprar productos de calidad.

Como es el caso de varios barrios en periferia de París, el barrio queda en las alturas, por lo que hay numeroso callejones pavimentados y encantadores que a los realizadores de películas les gusta filmar para capturar la esencia de este París popular. El barrio se articula alrededor del « parc des Buttes Chaumont », parque a la vez magnífico, salvaje y montañoso (quizás el parque más bonito de París). En cuanto al parque de Belleville, éste ofrece una de las vistas más bonitas sobre la capital, a la gente le gusta reunirse en este parque para tomar una copa y admirar el atardecer. Belleville también es un barrio bastante “artístico”, ya que se pueden observar frescos pintados en la fachada de algunos edificios.

Para gozar del ambiente (¿demasiado?) agitado del barrio, les aconsejamos ir Aux Folies, una verdadera institución simpática de Belleville. Si prefieren un bar agradable, acogedor y un poco apartado de la agitación de la rue de Belleville, entonces les aconsejamos La Vie Devant Soi, en donde Hadrien los recibirá con su legendaria sonrisa para proponerles su selección de vinos y cervezas.

Al lado de Belleville, el barrio de Ménilmontant es bastante similar, a no ser que la fiesta es un poco más loca. Los bares a la moda y asequibles abundan en las calles Oberkampf y Ménilmontant. Hay un ambiente popular y festivo las tardes de los fines de semana. Les aconsejamos algunos lugares simpáticos: le Haut les Coeurs, pequeño bar con sabrosos cócteles, con un ambiente festivo las tardes de los fines de semana gracias a sus jam sessions, y un ambiente más bien tranquilo los días de verano gracias su gran terraza. El Saint Sauveur, un bar punk y rock’n’roll único en París, en donde la cerveza abunda y podrán conocer personas improbables, lo que les hará pasar una noche inolvidable.

Puntos positivos:
Los barrios de Belleville y Ménilmontant son barrios populares, en donde el coste de la vida es más asequible que en el centro de París. Son barrios encantadores, hechos con callejones a menudo pavimentados, donde las pequeña plazas nos hacen sentir como en un pueblito francés. La vida es agradable, el ambiente siempre electrizante, y la aparición de nuevos almacenes y restaurantes demuestra que son barrios en plena expansión.

Puntos negativos:
Barrio popular es sinónimo de barrio ruidoso. Las calles son repletas y a algunas personas les puede parecer intenso. Es un lugar más bien recomendado para una estadía entre amigos que para un viaje tranquilo en familia. Algunas calles tienen mala reputación por la noche, pero no hay que dejarse guiar por la paranoia, pues sería dejar pasar el barrio más vibrante de la capital.

Ver nuestros 28 hoteles en Ménilmontant

Ver nuestros 31 hoteles en Belleville

 

 

Montparnasse: un barrio que le gusta a nuestras papilas

montparnasse paris blanco y negro
©Bradley Weber

Siendo un barrio literario y comercial, Montparnasse concentra algunos de los mayores bares restaurantes parisinos, cuya reputación fue creada con el tiempo, gracias a visitas de pintores y escritores mundialmente famosos. Las calles son agitadas en Montparnasse, sobre todo por la presencia de numerosas oficinas, de numerosos almacenes de grandes marcas, esencialmente en la calle de Rennes, y particularmente por la gare Montparnasse que mezcla una gran cantidad de gente. Sin embargo, hay una energía agradable y esta gigantesca torre moderna nos recuerda que París también es una ciudad de negocios. Es un barrio agradable para divertirse. Los múltiples cines hacen luces en la calle, lo que nos hace pensar a Times Square en Nueva York.

Los restaurantes como La Rotonde, Le Dôme (sitio en francés), La Coupole o Le Duc (sitio en francés) son instituciones de la restauración parisina, y hay numerosas creperías bretonas, ideal si tienen un pequeño presupuesto. El barrio Montparnasse es ante todo un barrio de negocios en el cual hay una gran cantidad de oficinas y comercios, pero si uno sale del centro, por ejemplo por Pernety (línea 13), los bulevares dejan paso a los callejones, las grandes marcas dejan paso a pequeños comercios y la ciudad reanuda con un tamaño a escala humana. Los pequeños parques permiten una pausa tranquila y permiten a los habitantes recuperar un poco de aire fresco antes de volver a la atmósfera zumbante de Montparnasse.

Puntos positivos:
La energía que se libera del barrio provoca deseos de ambición y los numerosos bares restaurantes alrededor del metro Vavin dan ganas de vivir la gran vida parisina. ¿A quién no le gustaría tomar una copa en el Select, antes de comer en le Boulevard, en La Rotonde o en la famosa Closerie des Lilas (sitio en francés)? Un ambiente despreocupado y de lujo aún reina en el barrio, un ambiente que podríamos asociar con el de los felices años veinte. Los sectores Pernety y Plaisance proponen lugares de residencia más humanos, a algunos metros de la Torre Montparnasse.

Puntos negativos:
En los alrededores de la gare, por Vavin y sobre todo en la rue de Rennes, el ruido es omnipresente. Son barrios agradables para divertirse y sentir la ciudad estremecerse, pero menos para vivir. Por ello, les recomendamos descentrarse para encontrar más aire y más simplicidad en las relaciones entre las personas.

Ver nuestros 67 hoteles en Montparnasse

 

 

Les Halles / Le Marais : un barrio a la moda

pueblo iglesia le marais
©Strelitzia

El barrio de Les Halles / le Marais es un barrio histórico muy importante de París y se caracteriza por el hecho de haber escapado más o menos a la restructuración de la ciudad por el barón Haussmann en el siglo XIX. La humedad del suelo del Marais impidió hacer trabajos a gran escala, y es por eso que las calles y los edificios son muy antiguos, pues remontan a la Edad Media. ¡Hay tantas cosas a ver y a hacer en este barrio…! Necesitarán más de un fin de semana para darle la vuelta, ¡y casi una vida entera para conocer todos sus secretos! Tienen una multitud de selección entre el Museo Picasso (sitio en francés), el Memorial de la Shoah (sitio en francés), el museo Carnavalet y la casa de Victor Hugo, la cereza del pastel: el imprescindible Centro Pompidou. Para salir de compras, este barrio es simplemente el paraíso. Pequeños comestibles refinados con productos importados de los Estados Unidos y de Asia están al lado de cafés, bares y restaurantes a la moda y de galerías exorbitantes de la capital.

El paseo dominical en este barrio es una tradición parisina. No hay nada mejor que comer un helado en el Berthillon (sitio en francés), ubicado en la isla Saint Louis, antes de pasearse por Le Marais, ensayar ropa en los almacenes de ropa de segunda mano, beber un bubble tea mirando las vitrinas de almacenes de grandes diseñadores y de grandes costureros. El forum des Halles encantará a quienes les guste pasar tiempo en los centros comerciales y el cine UGC Les Halles (sitio en francés), gracias a sus numerosas salas, fascinará a los aficionados de cine, sin el olvidar el Forum des Halles (sitio en francés) que propone retrospectivas y charlas muy interesantes sobre el cine. En Les Halles y Le Marais, la vida es amena y elegante, pero el coste de la vida es cara. Los precios de los bienes inmuebles son enloquecedores puesto que el barrio atrae clientela adinerada. Sin embargo, nada impide pasearse, los comercios son numerosos y variados, todos pueden encontrar un comercio adaptado a sus necesidades, a sus deseos y a su presupuesto.

Puntos positivos:
Los almacenes son variados y numerosos, y los centros culturales omnipresentes, además de que los museos le dan un valor añadido al barrio. La vida de barrio es de lo mejor, y uno disfruta pasearse por este barrio a la vez elegante y bastante rock’n’roll por momentos. No hay barrio mejor para salir con amigos, aunque debes tener bastante dinero.

Puntos negativos:
Los callejones del barrio son sombríos puesto que las calles son tan estrechas que no da sol. Le Marais no es barato, así que les aconsejamos tener plata de lado antes de salir. Hay numerosos turistas en el barrio, sobre todo cuando hace buen tiempo. Abandonen la idea de encontrar un puesto de aparcamiento en las calles y les aconsejamos los parqueaderos subterráneos, son más caros pero podrán aparcar su carro sin problemas.

Leer nuestro artículo de los mejores hoteles del Marais (en Francés)

Ver nuestros 57 hoteles en Le Marais

 

 

La Butte-aux-Cailles: una paréntesis campestre

butte aux cailles pueblo campestre street art
©Jeanne Menjoulet

Aficionados de calles pavimentadas y de casitas con jardín, ¡les damos la bienvenida al barrio de la Butte-aux-Cailles! Pequeño rincón campestre tardíamente asociado a París, en el siglo XIX, la Butte-aux-Cailles es un remanso de paz provincial en pleno distrito 13, rodeado por el barrio chino y la Place d’Italie. Este pueblito de París es simplemente uno de los lugares más amenos para vivir. Tiene el encanto de Montmartre sin ser tan lejos del centro y es un lugar de residencia ideal para los estudiantes y las familias gracias a su proximidad con el Barrio Latino. El ambiente es tranquilo y agradable, excepto en la rue des la Butte aux Cailles, en donde bares como el Merle Moqueur o el Sputnik reciben gente de todas generaciones para beber pintas y ron hasta las últimas horas del día. Su ubicación geográfica permite acceder fácilmente a Place d’Italie y su centro comercial, así como al barrio chino, en el cual podrán comprar productos exóticos y de buena calidad, además de aprovechar de los numerosos restaurantes del barrio. Restaurante ideal para quienes les gusta comer abundante por un precio barato: Chez Gladines (sitio en francés) propone especialidades culinarias del suroeste de Francia en un ambiente cálido y provincial. A fin de cuentas, la Butte aux-Cailles es una paréntesis apacible dentro del tumulto parisino, lo que da la ventaja de poder acceder fácilmente a todos los barrios de la capital antes de relajarse en su habitación con vista a las calles pavimentadas o a un parque florecido.

Puntos positivos:
Barrio muy tranquilo y bonito. Hay un ambiente de campo a tan solo unos metros de la Place d’Italie. Su ubicación geográfica central permite acceder fácilmente a los centros turísticos de París en poco tiempo gracias a la línea 6.

Puntos negativos:
Son pocos, principalmente el precio de los bienes inmobiliarios, los cuales aumentaron excesivamente en los últimos 10 años, como evidencia de su éxito. Sin embargo, estos precios permanecen inferiores a los de Saint-Germain-des-Prés, del Barrio Latino o del 7° distrito por ejemplo. Es un barrio ideal en París.

 

Observación a propósito de los otros barrios de París:

Nos damos perfectamente cuenta de que, en el presente artículo, no hablamos de otros barrios como République, le Canal Saint Martin, les Batignolles o Stalingrad… Durante la redacción del artículo, tratamos dar un abanico bastante amplio de los diferentes ambientes que caracterizan París, sin por ello cansar al lector con una lista demasiado larga.